miércoles, 30 de enero de 2013

TARANTINO DESENCADENADO



Como es habitual, el nuevo trabajo de Quentin Tarantino no deja indiferente a nadie. Reprobada por gente del mundo del cine (como el director Ang Lee, por su retorcido enfoque del esclavismo), "Django Unchained" ha sido alabada por el público y la crítica, y respaldada en taquilla. 

Escrita y dirigida por el genio Tarantino, esta nueva versión del western italiano de Sergio Corbucci "Django" (1966), cuenta la historia de un esclavo, Django (Jamie Foxx), cuya existencia ha sido brutal. Cuando cae en manos del cazador de recompensas el Dr. King Schultz (Christoph Waltz, al que el papel parece que le viene como anillo al dedo), éste le promete la libertad si le ayuda a atrapar a los hermanos fugitivos Brittle; durante el camino, Django querrá rescatar a su prometida Broomhilda (Kerry Washington) y se cruzarán con el peligroso Candie (Leonardo Di Caprio).
 
Foxx y Di Caprio, en una escena del film.
 
Se trata de un "spaghetti western", sobre el que existen todo tipo de opiniones. Los amantes del género Tarantino la adoran, y la consideran como la fusión perfecta de films como Pulp Fiction y Kill Bill, una obra de culto en la que destacan conversaciones "de miedo" y violencia a raudales, con un trasfondo de denuncia de la esclavitud que -equivocadamente- parece casual; otros, en cambio, no entienden el concepto QT, ni sus irónicos e inteligentes guiones, y la definen como una cinta esencialmente llena de sangre y testosterona, grosera, y desagradable.
 
Pero, sin duda, a nivel cinematográfico, la mayoría de ellos coinciden en que se trata de una obra maestra, por la historia y la puesta en escena, y que desprende genio, locura y diversión. Hasta los detractores de los western la consideran una película impactante. El reconocimiento internacional es más que evidente: 5 nominaciones a los Oscar (incluyendo Mejor Película, Mejor Guión, y Mejor Actor de Reparto); 2 Globos de Oro (por Mejor Guión y Mejor Actor de Reparto) y otras 5 nominaciones; Mejor Guión Original en los Critics Choice Awards, además de su nominación a Mejor Película; 5 nominaciones a los BAFTA, entre las que figura la de Mejor Director; etc.
 
El tesoro del film es su reparto, que al parecer está inmenso: Jamie Foxx, Leonardo Di Caprio, Christoph Waltz (que repite con el director tras el éxito de "Unglorious Bastards"), Samuel L. Jackson y Kerry Washington, entre otros, además de cameos de lujo (Don Johnson, Jonah Hill, Amber Tamblyn, Franco Nero -el protagonista del film original de 1966- y hasta el propio Tarantino, como es habitual en sus obras).
 
Las críticas coinciden en definir como extraordinarias las interpretaciones de los protagonistas principales, Di Caprio,  Waltz y Jackson. Especialmente reconocido ha sido el papel de Di Caprio, que parece ser malvado de verdad; y es que, a pesar de su larga trayectoria profesional y sus más que demostradas dotes en el arte de la actuación ("Diario de un rebelde " (1995), "Romeo y Julieta de William Shakespeare" (1996), "Titanic" (1997), "El Aviador" (2004), "Diamante de Sangre" (2006), "Shutter Island" (2010), son solo algunos de sus títulos), parece que el reconocimiento y los galardones se le resisten.
 
Por último, un pequeño homenaje a Kerry Washington, una gran actriz que está arrasando con la espectacular serie de la Fox "Scandal" (la cual traslada a la pequeña pantalla los entresijos de la política y la alta sociedad en Estados Unidos, y su labor al frente de un equipo de abogados asesores encargados de "gestionar" crisis e historias de escándalo) y que sabe perfectamente cómo transmitir los sentimientos y sensaciones que exige el guión. Simplemente bravo.
 
Personalmente, aún no he podido ir al cine a verla, pero estoy impaciente porque será una de las grandes citas del año y, según dicen, quizá uno de los últimos trabajos del director...  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada