lunes, 25 de febrero de 2013

NOCHE DE GALA


Como era de esperar, anoche la gala de entrega de los Oscar no dejó indiferente a nadie.
 
Ya sea por sus sorpresas (como la entrega al Mejor Film por Michelle Obama desde la Casa Blanca o la aparición de Barbra Streisand cantando) o premios poco convencionales (como los Mejores Efectos Sonoros, compartido por "Zero Dark Thirty" y "Skyfall"), la 85ª edición de los premios de la Academia no dejó lugar para el aburrimiento a los amantes del cine.
 
El Mejor Film fue para "Argo", de "manos"  de la mismísima Primera Dama. Una gran cinta basada en hechos reales, producida por George Clooney y dirigida y protagonizada por Ben Affleck (que aunque sublime como realizador, en este certamen no fue nominado como tal), y que ya comentaba en este blog hace semanas que merecía todos los premios que cosechara. La Academia también  le concedió anoche el Oscar al Mejor Guión Adaptado y al Mejor Montaje.
 
Una pequeña sorpresa fue el Oscar a la Mejor Dirección para Ang Lee por "La Vida de Pi", arrebatándole el premio a Steven Spielberg por su superproducción "Lincoln". Las críticas lo atribuyen al afán de la Academia -no se sabe si acertado o no- por repartir los premios entre las principales cintas del año y no dar lugar a injusticias.
 
El resto de galardones, muy previsibles en su mayoría (anunciados casi todos en los Golden Globes). Daniel Day-Lewis se llevó el Oscar al Mejor Actor por su gran interpretación en "Lincoln", y Jennifer Lawrence el Oscar a la Mejor Actriz por "Silver Linings Playbook" (El lado bueno de las cosas). Ella fue sin duda la que protagonizó el anécdota de la noche al tropezar por las escaleras mientras iba a recoger su estatuilla; las redes sociales no han dejado de comentar las "peripecias" de esta actriz que, ya en la gala de los Golden Globe Awards, se dejó medio vestido en la mesa al salir a recoger su premio también como mejor actriz del film. Pero ande ella caliente y ríase la gente, que dicen.
 
Anne Hathaway recogió el Oscar a la Mejor Actriz de Reparto por "Les Misérables", y el gran Christoph Waltz fue premiado en la categoría masculina como Mejor Actor de Reparto por "Django Unchained". Ambos competían con grandes e  "históricos" talentos del cine (como Sally Field o Helen Hunt en el caso de ella, y Robert de Niro, Tommy Lee Jones, o Philip Seymour Hoffman en el de él), pero se llevaron el gato al agua por sus convincentes papeles.
 
 
Imagen de los cuatro premiados en las categorías de Mejor Actor y Actriz principal y de reparto (Daniel Day-Lewis, Jennifer Lawrence, Anne Hathaway y Christoph Waltz).
 
Quentin Tarantino recogía el que fuera el segundo y último Oscar para su polémica y genial "Django Unchained", el de Mejor Guión Original. Los diálogos y la puesta en escena de Tarantino nunca defraudan, y en este caso no ha sido para menos. Un film que, en opinión de muchos, deserved more.
 
Como decía al principio, fue un certamen muy repartido: "La Vida de Pi" también fue Mejor Fotografía, Mejor Banda Original y Mejores Efectos Visuales, en total cuatro premios; y "Los Miserables" obtuvo también las estatuillas al Mejor Sonido y Mejor Maquillaje, sumando un total de tres, empatando con "Argo".
 
Tal y como se esperaba, la austríaca "Amour" fue considerado el Mejor Film en Habla no Inglesa de 2012.
 
Es de destacar el pinchazo de "Lincoln" (la cual, además del premio a Mejor Actor principal, solamente obtuvo el de Mejor Dirección Artística) y el Oscar a la Mejor Canción para Adele por su "Skyfall", tema del último film de la saga Bond (una saga que, por lo normal, apenas consigue nominaciones -al menos en lo que a categorías principales se refiere-).
 
Otros premios menores fueron el de Mejor Diseño de Vestuario, que conquistó "Anna Karenina", y el de Mejor Largometraje Documental para "Searching for Sugar Man".
 
Aunque todavía no he podido ver la gala (tendré que esperar a esta noche, en diferido), pero lo primero que he hecho esta mañana al levantarme a las 7.00 a.m. ha sido consultar la prensa para ver la lista de premiados y el glamour y modelitos de los asistentes en la Red Carpet del Dolby Theatre (antiguo Kodak). Después de mi dura jornada laboral, podré dedicar unas horitas a la cita más importante del cine..


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada