lunes, 21 de enero de 2013

LINCOLN



La nueva obra de Steven Spielberg es una especie de biopic de uno de los hombres más importantes de todos los tiempos.
 
Con un reparto de lujo (Daniel Day-Lewis, Tommy Lee Jones, Sally Field, David Strathairn, entre otros), el film es algo denso y (bastante) lento, pero sin duda es intenso y emocionante. Lo es porque desgrana los entresijos de una de las votaciones más apasionantes y polémicas de la historia de la humanidad, la de la Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos que aboliría  la esclavitud, mientras el presidente trataba de reconducir la Guerra Civil que azotaba el país y que lo dividió entre la Unión y los secesionistas Estados Confederados de América.
 
Se trata de un retrato cuanto menos íntimo del político, centrado en los últimos meses de mandato de Abraham Lincoln como Presidente de los Estados Unidos de América hasta su asesinato en 1865.

 
El actor británico en la piel del exmandatario.
Es de destacar la actuación soberbia de Daniel Day-Lewis, que no interpreta a Lincoln, sino que se convierte en él mismo. El actor, de la misma edad y altura que el expresidente, aunque, irónicamente, de origen británico, culmina una larga carrera que cuenta con escasos y selectos papeles (le hemos visto en "Gangs of New York" -2002-, "El último mohicano" -1992-, "Gandhi" -1982-, y en su debut, aunque sin aparecer en los créditos, en "Domingo, maldito domingo" -1971-). Sin duda, borda el personaje, y le da seriedad, realismo y cercanía a un mito y un ídolo para tantas generaciones.
 
Aunque en la pasada edición de los Globo de Oro del pasado fin de semana (en la que fue presentada por el también expresidente, aunque del bando demócrata, Bill Clinton) no se llevó el galardón a la Mejor Película Drama, sí consiguió el galardón al Mejor Actor Drama, que fue para Daniel Day-Lewis. 
 
Si bien el peso de la cinta lo lleva el exdirigente, en mi opinión el otro dueño y señor del film es el veterano Tommy Lee Jones, con un gran rol en la historia. Su actuación es sólida y natural, simplemente genial; ésta le ha valido, entre otros reconocimientos, la nominación tanto al Globo de Oro como al Oscar como Mejor Actor de Reparto.  
 
La película ha cosechado infinidad de premios, y destacan las nominaciones a los Globos de Oro para Mejor Dirección y Mejor Guión, y a los Oscar, como Mejor Film, Mejor Actor, Mejor Actor de Reparto, Mejor Actriz de Reparto y Mejor Dirección, por mencionar algunos, siendo la gran favorita para la edición del certamen del próximo 24 de febrero. Para mí, lo merece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada