jueves, 20 de junio de 2013

IN MEMORIAM: TONY SOPRANO

Hoy nos hacíamos eco de una mala noticia para el mundo del séptimo arte: James Gandolfini, el intérprete que durante años se metió en la piel del famoso capo de la mafia, Tony Soprano, en la televisiva "Los Soprano" (en la que hacía honor -o no tanto- a sus orígenes italianos), nos ha dejado.
 
El actor, de 51 años, fue al parecer víctima de un infarto repentino ayer; los hechos ocurrieron cuando se encontraba en Roma de vacaciones, aunque estaba previsto que acudiera a la 59a edición del Festival de Cine de Taormina (Sicilia) junto al director Gabriele Muccino.
 
Deja atrás una carrera cinematográfica variada y fructuosa, y a montones de familiares, amigos y admiradores que aseguran de él -especialmente los primeros- era una persona cariñosa, respetuosa y detallista. Sus colegas, y el mundo de Hollywood en general, llora la muerte del que fue uno de los mejores actores de la década de los 90, y uno de los mejores secundarios de la historia del cine. Las redes sociales se han visto inundadas de muestras de cariño y apoyo hacia Gandolfini y su familia.
 
La HBO, cadena que emitió 'Los Soprano' en Estados Unidos, ha emitido un comunicado  en el que afirma estar "todos conmocionados y sentimos una tristeza imposible de medir por la pérdida de un querido miembro de nuestra familia. Era un hombre especial, un gran talento, pero lo más importante, una persona amable y cariñosa que trataba a todo el mundo con el mismo respeto".
 
 
 
Nacido en 1961 en New Jersey (USA), debutó en el teatro en 1992 con "A Streetcar named Desire", junto a Jessica Lange y Alec Baldwin. Fue secundario de lujo (título poco merecido) en la mayoría de cintas en las que trabajaba; títulos como "Marea Roja", "Coacción a un Jurado", "Medianoche en el Jardín del Bien y del Mal", "Acción Civil", "Asesinato en 8mm", y la más reciente "Zero Dark Thirty" (La noche más oscuras), fueron mejores por sus aportaciones, aunque, desde mi punto de vista, los personajes a los que más ha dado (y le han dado a él) son, además del Tony Soprano de la serie, que le valió varios galardones (varios Globos de Oro y Emmys, entre otros), el de "The Mexican", en el que interpretaba un matón sensible y bueno, valga la contradicción, y que para más inri descubre su tendencia a la homosexualidad. Chapeau.
 
Podremos recordarle y hacerle un sentido homenaje viendo las miles de horas de la mítica serie, con alguno de sus films, o yendo a las salas de cine a disfrutar de uno de sus últimos trabajos, "The Incredible Burt Wonderstone", aun inédita en España.
 
Gracias y D.E.P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada